Preso político puertorriqueño Luis Rosa Pérez

Contra el imperio de Irak a Vieques

Obrero Revolucionario #1204, 22 de junio, 2003, posted at rwor.org

1204pr

El 9 de junio, el Comité de Descoloni-zación de la Organización de las Naciones Unidas celebró audiencias sobre Puerto Rico. Asistieron representantes de ProLibertad, el Partido Nacionalista Puertorriqueño, el Frente Socialista y otras organizaciones de la isla y de las comunidades puertorriqueñas de Estados Unidos para dar testimonio.

Las audiencias se realizaron en un momento crucial, poco después de importantes sucesos en la lucha popular en la isla puertorriqueña de Vieques. Durante 60 años la Marina utilizó grandes extensiones de la isla para ensayar armas y bombas, lo que envenenó el agua y la tierra, y causó cáncer y otras enfermedades a los miles que viven en Vieques.

Las protestas contra el bombardeo de Vieques han sido un frente importante de la lucha para liberar a Puerto Rico de la dominación del imperialismo yanqui. Ante esta resuelta lucha, el gobierno se vio obligado a cerrar la base de Vieques el 1 de mayo. Centenares invadieron la base ese día y expresaron furia por las décadas de bombardeos.

Aunque el gobierno cerró la base, no ha dicho nada sobre la limpieza de los desechos tóxicos que ha dejado atrás. Y en general, está apretando la dominación de Puerto Rico y aumentando su enorme presencia militar. Puerto Rico sigue siendo una base militar de gran importancia estratégica y una plataforma para invasiones de Latinoamérica y otras partes.

Hace 104 años los imperialistas yanquis ocuparon Puerto Rico, con el mismo pretexto de hoy en Irak: para "liberar" al pueblo. Para el pueblo puertorriqueño, ha sido una larga ocupación militar, y la resistencia continúa.

Entre los que dieron testimonio ante el Comité de Descolonización figura el independentista Luis Rosa Pérez, quien salió de la cárcel en 1999 tras muchos años como preso político. A continuación presentamos pasajes que nos dio de su testimonio.

*****

Soy un ex prisionero de guerra, liberado junto a diez camaradas en 1999, gracias al esfuerzo de un pueblo valiente que no se rinde ante el abuso constante de más de un siglo de coloniaje. Y gracias a los actos de solidaridad y de buena fe de pueblos por todo el planeta...

Señoras, señores honorables, le agradezco la oportunidad que nos brinda este comité. No es que pensamos que dentro este edificio, o ni siquiera por sus resoluciones yace nuestra liberación nacional. Nosotros llegamos aquí para desenmascarar y condenar a un imperio que por 104 años nos ha subyugado a todo tipo de barbaridades y terror. Los efectos de esta ocupación y esclavitud se manifiestan en la vida diaria de cada obrero explotado por las multinacionales, de cada niño mal nutrido, de cada viequense que ha enterrado a un familiar a causa de la Marina de guerra estadounidense y aquellos que mueren torturados por los efectos del cáncer, de cada deambulante y adicto a droga o alcohol, de cada cuerpo deteriorado con SIDA, y los miles de puertorriqueños perseguidos, encarcelados y asesinados por la policía de Puerto Rico y el FBI.

Nuestro pueblo conoce el dolor y el sufrimiento, pero nuestro pueblo también conoce la lucha y en Vieques, en la liberación de once presos políticos, ha probado el dulce sabor de la victoria...

Cuando en 1999, once de nosotros salimos de la cárcel, las sentencias conmutadas, cinco se quedaron encarcelados: Óscar López Rivera, Carlos Alberto Torres, Juan Segarra Palmer, Antonio Camacho Negrón y Haydeé Beltrán. Mientras Segarra y Camacho van a salir en el 2004, López y Torres, habiendo cumplido ya 22 y 23 años, respectivamente, no van a salir hasta 2027 y 2024; Beltrán, 2010. Después de los sucesos del 11 de septiembre, el gobierno ha aumentado la omnipresente amenaza a la integridad física y política de los compañeros y la compañera, de vez en cuando en el nombre del "antiterrorismo" y en forma absolutamente arbitraria, sacándolos de la población general, metiéndolos en aislación; y generalmente limitando su ya limitada posibilidad de mantener comunicación con el mundo.

Lo que sigue es un mensaje de Óscar López Rivera, escrito de su celda en la penitenciaría de seguridad máxima en Terre Haute, Indiana.

"Oyendo el discurso político de la administración del presidente Bush uno(a) se queda con la impresión que el imperialismo estadounidense ofrece y reparte libertad y democracia a diestras y siniestras. Pero para los(as) puertorriqueños(as) que amamos la libertad, la democracia, la justicia y la paz ese discurso en vez de esperanzarnos nos indigna. Porque hace más de un siglo que el imperio estadounidense llegó a nuestra patria con sus cañones y sus rifles ofreciéndonos libertad y democracia. Desgraciadamente, en realidad lo que hizo fue sojuzgarnos a un yugo colonial que venimos arrastrando por más de un siglo.

"Somos una colonia no porque no nos hemos atrevido luchar por nuestra independencia y soberanía. Por 104 años hemos venido luchando duro y parejo tratando de romper las cadenas del colonialismo. Esa lucha nos ha costado persecución, represión, encarcelamiento, exilio y para los(as) menos afortunados(as) la vida...

"En Puerto Rico en los últimos cuatro años más de mil puertorriqueños y algunas personas no puertorriqueñas han sido encarcelados en la prisión de los estados unidos en Puerto Rico y por órdenes de la corte de estados unidos en Puerto Rico. Han sido encarcelados por luchar para sacar la Marina de guerra estadounidense que por más de 60 años aterrorizó a los residentes de Vieques y creó una zona de desastre en dos terceras partes del territorio viequense...

"El 1????? de mayo, gracias a más de 60 años de lucha por nuestro pueblo, por fin la Marina de guerra se largó. Pero el gobierno estadounidense, con la típica arrogancia que lo caracteriza, rehusó entregarle las tierras al pueblo viequense. Lo hizo para no tener que descontaminar todo el entorno contaminado por la Marina ni para tener que hacer las reparaciones a las víctimas de todas las actividades criminales y nocivas que la Marina llevó a cabo. Ello quiere decir que la lucha en Vieques continúa.

"Continuaremos luchando en Vieques, en Puerto Rico y en la diáspora puertorriqueña cueste lo que cueste. Lo haremos hasta que nuestro pueblo logre ejercer su derecho a la libre determinación sin ninguna injerencia por parte del gobierno estadounidense, y hasta que logremos obtener nuestra libertad y soberanía...".

Se puede encontrar más información sobre Puerto Rico en la Internet en "¡Viva Puerto Rico Libre!" en rwor.org/s/pr.htm.

chair_s.htm

chair_s.htm


Este artículo se puede encontrar en español e inglés en La Neta del Obrero Revolucionario en:
rwor.org
Cartas: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Teléfono: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497