Paro de estudiantes de prepa en defensa de la educación bilingüe

Obrero Revolucionario #955, 3 de mayo, 1998

San Francisco, 22 de abril: Miles de estudiantes de preparatoria se salieron de clases en una protesta contra la Proposición 227 (que quiere prohibir la educación bilingüe) y otros ataques. En el suburbio de Concord, por lo menos 2000 estudiantes bloquearon el tráfico durante más de una hora. Luego protestaron frente a la nueva comisaría de policía (que costó $20 millones) para poner de relieve la criminalización de su generación por un sistema que destina millones de dólares a nuevas cárceles y comisarías pero deja desmoronar las escuelas.

También hubo protestas en San Francisco, Oakland, Berkeley, Hayward, San Leandro, Daly City, Pittsburg y Antioch. Las convocó la coalición estudiantil chicana Voces de Lucha.

Indignación ante
todo el programa

Las protestas fueron un llamamiento a luchar contra los ataques a la educación bilingüe y a la juventud. Los estudiantes llevaban letreros de "No a la Proposición 227". Unos estudiantes de la prepa Freemont hicieron un estandarte contra la 184 (la ley de "3 strikes", aprobada en 1994), la 187 (contra los inmigrantes, aprobada en 1994) y la 209 (contra la acción afirmativa, aprobada en 1996). Otros letreros decían: "íLucha por la justicia!", "Enséñame mis raíces para que yo florezca", "Educación sí, separación no" y "No a la 187, no a la 184". Un estudiante llevaba una bandera mexicana y un letrero de "Tenemos el derecho de hablar nuestro propio idioma".

Un joven latino que habla excelente inglés nos dijo que tardó más de dos años en aprender inglés. Dijo que lleva ocho años en Estados Unidos y que le va muy bien en la escuela gracias al programa bilingüe. Le preocupa que los nuevos inmigrantes no tengan las mismas oportunidades.

Dos hermanas blancas, de 14 y 17 años, nos dijeron que su mamá es maestra bilingüe y que ha tenido mucho éxito en sus clases. Dijeron que participaron en la defensa de Mumia y la oposición a la 187, y que ahora hay que defender la educación bilingüe; contribuyeron dinero y se llevaron un bulto de periódicos y volantes del 1║ de Mayo para distribuir.

Unos estudiantes se quejaron de la falta de recursos escolares, el deterioro de los edificios y el desmantelamiento de la acción afirmativa. Gabriel Hernández, uno de los organizadores de Voces de Lucha, le dijo al San Francisco Examiner: "Exigimos que destinen fondos a programas de estudios étnicos. Tenemos que defender a nuestros hermanos y hermanas jóvenes porque, con todas las nuevas leyes, les cuesta más y más trabajo educarse".

Frente a la comisaría

Cuando llegaron a la comisaría de Concord, había una bola de policías y sheriffs con equipo de motín. Pero los estudiantes no se dejaron intimidar y condenaron la brutalidad policial en su propia cara. La policía dijo que le tiraron piedras y frutas.

Los organizadores condenaron la construcción de cárceles y comisarías. Un universitario exclamó furioso: "El gobierno destina más dinero a las cárceles que a las escuelas".

En un lote baldío frente a la comisaría, celebraron un mitin con una plataforma y un sistema de sonido. Desde el techo, los observaban francotiradores, corresponsales y funcionarios del gobierno. En cierto momento, todos los manifestantes los "saludaron" con los dos puños al aire (y con un dedo).

Hablaron representantes de Voces de Lucha, el Movimiento Tercer Ojo y la Liga de Estudiantes Filipinos. Se presentaron danzantes aztecas, un danzante amerindio y varios raperos, como MC Brook Ashe y MC Charles (de los Hip Hop Fanatics de BHS) y Black Gold (un grupo del programa de Estudios Negros de la preparatoria Berkeley High School), y un rapero de la preparatoria MacAtier de San Francisco.

Muchos estudiantes respondieron con entusiasmo a la noticia del 1║ de Mayo revolucionario y agarraron invitaciones al programa en Libros Revolución de Berkeley. Uno nos dijo: "Esto es fantástico. Las clases son tan aburridoras, que voy al programa". Una maestra de una preparatoria suburbana dijo que los estudiantes llevaron los volantes a su clase y hablaron de cómo participar.

Un toque de clarín desafiante

La protesta unió a estudiantes de todas las nacionalidades. Un estudiante negro tenía una camiseta de "Orgullo asiático". Pandillas rivales pusieron a un lado sus enemistades. La lucha electrizó el clima político del Area de la Bahía y más allá. La dueña de un salón de belleza en Concord dijo: "Es magnífico que los jóvenes se estén poniendo de pie". Un director de admisiones de la Universidad de California en Berkeley, que se encontró en el tren con un grupo de manifestantes, dijo: "Creo que hay problemas con la planificación de la educación... y con la acción afirmativa". A una madre latina que tocaba la bocina en apoyo a la protesta la multaron. Muchos estudiantes hablaron orgullosamente del apoyo de sus padres.

Un abogado blanco que observaba desde la acera defendió la educación, la acción afirmativa y los programas bilingües, y dijo que hay que protestar para cambiar la situación.

Un organizador nos dijo con orgullo que, en contraste con el movimiento contra la 187, cuando los estudiantes se salieron de clases escuela por escuela, esta vez lograron coordinar su protesta por toda la región.

Tres periódicos (Oakland Tribune, San Francisco Chronicle y Contra Costa Times) informaron sobre la protesta en primera plana. El corresponsal de Telemundo informó directamente desde la marcha.

El personal escolar reaccionó de varias maneras. En la preparatoria Castlemont de Oakland, bloquearon las puertas para que los estudiantes no se salieran. Otros apoyan sus demandas. El director de una prepa de Daly City, donde 200 estudiantes se salieron de clases, le dijo al Contra Costa Times que incluso si se aprueba la 227, "tendríamos que encontrar la manera de enseñarles inglés. Reconocemos que es muy necesario". Un vocero del distrito escolar de San Francisco le dijo al San Francisco Examiner: "El año pasado el gobierno estatal aumentó 10% el presupuesto para la construcción de cárceles, pero el presupuesto para la educación no cambió. Nos dicen que tenemos que mejorar los puntajes de los tests y preparar a los estudiantes para la universidad y el trabajo, pero no destinan los fondos necesarios. Estamos de acuerdo con la demanda estudiantil de más recursos y mejores escuelas".

Unos universitarios se ofrecieron de voluntarios como organizadores. Un estudiante chino-americano de la Universidad de California dijo: "Se ve una clara injusticia comparando sus escuelas con la escuela donde yo estudié". Un organizador dijo: "Queremos demostrar que la juventud puede organizarse y que tiene mucha fuerza".

Los estudiantes se arriesgaron a castigos y arrestos. Frente a la prepa Berkeley High, un organizador exhortó a mantenerse firmes ante las autoridades que quieren quitarles sus derechos. También urgió protegerse mutuamente en caso de ataques policiales y no permitir que agarraran a los dirigentes. Otro organizador dijo: "Dicen que salirse de clases es peligroso o malo, pero ┐no es mala la situación que ya existe en nuestras escuelas?".

Las protestas fueron un poderoso contraataque. Un latino de 14 años dijo: "Hay muchos problemas en las escuelas y estamos hartos. Queremos demostrar a los padres y a los demás estudiantes que si luchamos, podemos mejorar la situación". Una estudiante de 13 años de la prepa Alta Loma de South San Francisco le dijo al Oakland Tribune que la protesta "va a despertar a todos. Antes no nos escuchaban, pero ahora sí".


This article is posted in English and Spanish on Revolutionary Worker Online
http://rwor.org
Write: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Phone: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497
(The RW Online does not currently communicate via email.)