Nepal:

Huelga general en Katmandú

Obrero Revolucionario #956, 10 de mayo, 1998

Una huelga general paralizó Katmandú y otras ciudades nepalesas el 6 de abril. Conocida como "bandh" en nepalés, la huelga fue convocada por el Partido Comunista de Nepal (Maoísta) y el Frente Unico Popular, que la prensa burguesa llama el "ala política" del PCN(M). El PCN(M), un partido participante del Movimiento Revolucionario Internacionalista, está dirigiendo una guerra popular en el campo. La bandh del 6 de abril es una señal de que la lucha revolucionaria también está sacudiendo las ciudades.

La agencia noticiosa Inter Press Services informó: "La huelga virtualmente transformó la capital nepalesa, Katmandú, en un pueblo desierto, con poca gente y pocos carros en las calles. La mayoría de las tiendas cerraron todo el día". Agence France Presse informó: "La huelga se llevó a cabo exitosamente en las tres ciudades del valle de Katmandú. Todas las tiendas, mercados, centros comerciales, fábricas y escuelas cerraron".

El número del 7 de abril del Kathmandu Post informó sobre la huelga en otras partes del país: "En Hetauda, la bandh tuvo un gran impacto: cerró la zona comercial y paralizó el transporte. Las fábricas no abrieron sus puertas. Los partidarios de la bandh celebraron una marcha con antorchas anoche; gritaron lemas contra el sistema y dispararon cartuchos vacíos.

"En el distrito oriental de Bhadrapur, la huelga cerró la mayoría de los pueblos.... En Dhangadhi, en el oeste, tuvo un impacto parcial. En la mañana muchas tiendas abrieron y los vehículos de transporte particulares circularon, pero una serie de amenazas telefónicas los hicieron responder a la bandh por la tarde, de acuerdo a los informes.

"En Dolakha, casi 150 maoístas, algunos vestidos completamente de negro, izaron banderas rojas en un terreno y declararon que `cualquier campesino pobre puede trabajar la tierra', no importa el dueño. Según un testigo, un combatiente maoísta dijo: `Si alguien dice que es dueño de la tierra, le mostraremos el camino a Yamraj (el dios de la muerte)'....

"En Pokhara, incluso el templo de Bindyabasini, un famoso centro de peregrinos, sintió la presión de los maoístas. De acuerdo a los informes: `El templo cerró por primera vez en su historia debido a las amenazas maoístas'. La bandh también trastornó otras partes de ese pueblo a orillas de un lago.

"También recibimos informes del `impacto total' de la bandh en Lamjung, Arghakhanchhi, Gaighat, Sindhuli, Siraha, Salyan, Jajarkot, Biratnagar, Dharan, Syngja y muchos otros lugares".

El gobierno arrestó a centenares de personas la víspera de la huelga y el mismo 6 de abril. El Ministerio del Interior anunció que "se desplegará una enorme cantidad de policías en las calles para impedir incidentes desagradables". íPero nada pudo impedir la huelga!

Todavía no hemos recibido declaraciones del PCN(M) ni del Frente Unico Popular sobre la bandh. De acuerdo a varios informes, la huelga se convocó para protestar contra la corrupción, la violencia policial, la discriminación contra las minorías nacionales, el alza de precios, el injusto tratado de Mahakali con India y otros problemas. El 3 de abril, el Kathmandu Post informó sobre un comunicado de prensa del PCN(M), que decía: "Los ministros, parlamentarios y burócratas de alto nivel están empantanados en la corrupción. Los comandos policiales del tristemente célebre Surya Bahadur (primer ministro), Khum Bahadur (ministro del Interior) Achyut Kharel (jefe de policía) tienen las manos empapadas de la sangre de los inocentes".

Esta no es la primera huelga general que ha sacudido a Katmandú y otras ciudades de Nepal. Por ejemplo, el nuevo número de la revista internacionalista Un Mundo Que Ganar (1998/23) describe la bandh del 12 de diciembre de 1996: "Durante el bandh, el transporte, las instituciones educativas, las fábricas y los mercados se cerraron en las ciudades grandes. Se incendiaron cientos de vehículos con bombas de gasolina y miles de personas protestaron en las calles del valle de Katmandú. En grandes ciudades como Bhaktpur, Patan, Hetauda, Pokhara, Biratnagar y Nepalgunj participaron miles de personas en procesiones con antorchas. Durante el bandh, se distribuyeron trescientos mil volantes en todo el país".

El gobierno
y el "problema maoísta"

Los informes periodísticos no dicen mucho sobre la guerra popular en el campo, pero hay señales de que sigue creciendo y echando raíces. El artículo de Inter Press Services empezó: "Una insurgencia maoísta que lleva dos años en Nepal va de mal en peor con nuevos ataques de los rebeldes, que quieren establecer una república en este reino himalaya".

El 3 de abril fue el primer día de la nueva sesión del parlamento nepalés. El Kathmandu Post informó que la guerra popular fue un "tema central" de sus debates. Dijo que el primer ministro y los representantes de los principales partidos de la oposición "expresaron preocupación por el problema maoísta y el deterioro del orden público en el campo". Uno de los principales partidos de oposición es el UML, que se llama "marxista-leninista" pero que en realidad es un partido burgués. El dirigente del UML dijo: "Si no se resuelve el problema maoísta inmediatamente, podría desembocar en una crisis grave con implicaciones internacionales".

Una semana después de la bandh, el Kathmandu Post informó sobre una nueva acción guerrillera del PCN(M). El 14 de abril, un escuadrón atacó una oficina de préstamos en una zona rural del distrito de Parsa y quemó todos los documentos hipotecarios. Los ataques contra bancos y oficinas de préstamos en el campo son un elemento de la guerra popular en Nepal. Un Mundo Que Ganar explica que esas instituciones "son un pilar de la dominación compradora y feudal en el campo.... Acciones como incendiar documentos hipotecarios, además de destruir los archivos de los injustos y onerosos préstamos, apuntan hacia las nuevas relaciones de clase que el Partido lucha por plasmar".

El Post dijo que "unos 100 maoístas enmascarados y uniformados" entraron a la oficina en el pueblo de Biruwa Gudhi en Parsa, cerca de la frontera con India. Armados con cuchillos y fusiles, quemaron los archivos. Cuando se fueron, prendieron cohetes para sembrar confusión. De acuerdo a un informe policial citado en el Post, participaron de 10 a 20 mujeres.

Avanzar con vueltas y revueltas

En respuesta a la guerra popular, el reaccionario gobierno nepalés está llevando a cabo una salvaje campaña de represión, especialmente en las zonas donde la revolución cuenta con amplio apoyo popular. Muchas veces la policía entra a un pueblo y arresta a todos los hombres jóvenes. Un equipo de derechos humanos informó que no encontró a nadie en un pueblo que visitó en Rolpa porque "muchos muchachos y hombres se han tenido que esconder por el terror policial". Según otros informes, la policía entra a los pueblos en busca de activistas y mata a balazos a gente desarmada. Cuando no encuentra a los que busca, arresta, tortura, viola y a veces asesina a familiares.

La guerra popular sigue avanzado paso a paso ante la violencia contrarrevolucionaria. En mayo de 1997, el CPN(M) resumió que su capacidad combativa había aumentado durante el Primer y Segundo Plan de la guerra popular. El Tercer Plan se inició en agosto con el lema "Desarrollar la guerra de guerrillas a la siguiente etapa superior". Uno de los objetivos de la tercera etapa es ampliar las zonas de influencia, en especial en la región de Terai (las llanuras sureñas colindantes con India, la zona más poblada del país).

Un Mundo Que Ganar informó: "La guerra popular ha puesto al desnudo la debilidad fundamental del viejo estado nepalí y despertado los ánimos de las masas oprimidas, incluso más allá de las fronteras del país..... El camino hacia la victoria sin duda recorrerá muchas vueltas y revueltas, pero los pisoteados de Nepal están avanzando como creadores conscientes de un nuevo orden social y toda una nueva generación de la juventud se está formando en la teoría y la práctica del marxismo-leninismo-maoísmo".


This article is posted in English and Spanish on Revolutionary Worker Online
http://rwor.org
Write: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Phone: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497
(The RW Online does not currently communicate via email.)