Wisconsin:
Más ataques al aborto

Mary Lou Greenberg

Obrero Revolucionario #960, 7 de junio, 1998

Hace poco vimos lo que podría pasar si prohíben ciertos tipos de aborto. El jueves 14 de mayo, todas las clínicas y médicos del estado de Wisconsin suspendieron todos los abortos debido a una nueva ley estatal que prohíbe el aborto de "dilatación y extracción intacta" (también llamado aborto de "nacimiento parcial"), pues podría interpretarse que esa ley prohíbe todos los tipos de aborto.

La ley define a un "niño" como "un ser humano desde el momento de la fertilización hasta su nacimiento". Dice que todo el que "reciba vaginalmente a un niño vivo, cauce la muerte del niño nacido en un parto parcial y termine el parto" es culpable de un delito grave clase A y será condenado a cadena perpetua. íSegún esa definición, un óvulo acabado de fertilizar expulsado por la vagina puede ser considerado un "niño" abortado!

Veinticuatro estados han aprobado leyes similares; en una docena de estados se han interpuesto recursos judiciales y las cortes las han bloqueado. Pero en Wisconsin, el juez dejó que la ley se aplique mientras él examina si es constitucional. Eso puso en riesgo a todos los médicos y clínicas que practican abortos. (Las sentencias de los otros estados no son tan extremas como la de Wisconsin.)

Varios médicos contaron que sus pacientes se pusieron a llorar cuando les avisaron que no las iban a atender. A las de embarazos más adelantados las mandaron a clínicas fuera del estado. A otras les pospusieron la cita, con la esperanza de que para cuando llegue la fecha se haya suspendido la ley. Pero para todas fue un doloroso zarpazo de la realidad que espera a millones de mujeres si no suspenden esas leyes.

Afortunadamente, varios médicos y clínicas volvieron al trabajo a los pocos días. A la fecha, el juez no ha dado su veredicto.

En Washington, D.C., el Senado y la Cámara de Representantes aprobaron una ley similar, y Clinton dijo que la firmará si contiene una excepción (cuando está en peligro la vida y la salud de la mujer). Clinton no se opone en principio a la prohibición de este tipo de abortos.

Esta prohibición es una medida más para "corroer" el derecho al aborto. Es parte de un ataque que tiene muchos frentes: bombardeos a clínicas, campañas de desinformación para voltear a la opinión pública contra el aborto, la posición de Clinton de que el aborto debe ser "legal pero raro", etc.

Esta situación en Wisconsin demuestra lo frágil que es el derecho al aborto; también demuestra que se debe responder a estos ataques con un firme espíritu de resistencia y de rechazo a esas inicuas leyes.

Mary Lou Greenberg es la vocera de la rama de Nueva York del Partido Comunista Revolucionario y una firme defensora de los derechos reproductivos.


This article is posted in English and Spanish on Revolutionary Worker Online
http://rwor.org
Write: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Phone: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497
(The RW Online does not currently communicate via email.)