Importante lucha en la batalla en torno al aborto

La defensa del Dr. Steir

Obrero Revolucionario #969, 16 de agosto, 1998

10 de julio, Riverside, California: El juez Patrick Magers rechazó una petición de anular las acusaciones de homicidio contra el Dr. Bruce Steir por la muerte de una paciente que sufrió complicaciones de un aborto tardío en 1996. La próxima audiencia será el 4 de septiembre.

Esta es la primera vez que acusan a un médico de homicidio a raíz de una investigación del Consejo Médico de California (MBC, siglas en inglés); representa una escalada de la guerra contra los proveedores de aborto, pues es muy probable que esto afecte la disponibilidad de servicios de aborto y, en particular, de aborto tardío. Deborah Halbert, presidenta de NOW (rama del sudoeste del condado de Riverside) le dijo al OR: "Me interesa que la mujer goce de igualdad de derechos, que participe plenamente en la sociedad igual que el hombre; así de sencillo, el derecho a escoger es esencial para esa igualdad; sin ese derecho, no tenemos libertad".

Más de 30 personas asistieron a la audiencia: una muestra de las diversas fuerzas que se han sumado a la defensa del Dr Steir. Muchos médicos y organizaciones médicas, así como organizaciones de la mujer y pro derecho al aborto, exigen que se anulen las acusaciones, por ejemplo: NOW de California (Organización Nacional para la Mujer), CARAL (Liga de Derechos Reproductivos y al Aborto de California) y íRehusar & Resistir!

En un mitin y rueda de prensa frente al palacio de justicia de Riverside hablaron: Carol Downer, del Comité en Defensa del Dr. Bruce Steir; Deborah Halbert y Tambra Turano-Davis de NOW; Linci Comy, directora de la clínica Women's Choice de Oakland; y Simone Durante de íRehusar & Resistir! Participó gente de Riverside, Los Angeles y San Francisco, además de familiares y amigos del Dr. Steir.

Carol Downer, una activista que lleva muchos años en la lucha por el derecho al aborto, dijo: "Asistí a la audiencia preliminar; en el transcurso de tres días, quedó muy claro que la fiscalía no tiene pruebas convincentes de homicidio, es decir, no son convincentes para cualquiera que conozca el campo del aborto. Las acusaciones siguieron en pie porque había un testigo dispuesto a inventar una versión inverosímil de lo acontecido.

"Desde entonces, mucha gente ha leído las actas [de la audiencia preliminar] y los activistas pro derecho a escoger que las han leído--y médicos de todo el país y de Canadá, grupos comunitarios, etc.--sacan las mismísimas conclusiones que sacamos nosotros. Así que se están sumando a la defensa. Tenemos el apoyo de la Federación Nacional del Aborto, cuyo Comité de Calidad Médica lo avaló. Hemos entregado las actas a docenas de médicos de todo el país. Tenemos cartas de la Asociación Médica de California (CMA). Los médicos no aceptan tal versión inverosímil". CMA organizó un panel de médicos con experiencia en abortos tardíos y llegó a la conclusión de que el Dr. Steir "actuó cautelosa y prudentemente".

La Federación Nacional del Aborto dirigió una carta al Consejo Médico de California: "Al entablar acusaciones criminales por una situación de posible negligencia profesional, perjudican a los médicos y sus pacientes. Instamos a reflexionar sobre los lamentables resultados de sus acciones...".

En la audiencia preliminar, la fiscalía se centró exclusivamente en una frase de la ayudante de ultrasonido presente durante el aborto practicado a Sharon Hamptlon el 13 de diciembre de 1996. Según ella, Dr. Steir dijo: "Creo que toqué el intestino".

El método del aborto que se empleó se llama d&e, "dilatación y evacuación": se saca el feto del útero con instrumentos quirúrgicos que pueden tocar el intestino solo en caso de una perforación del útero, que es una complicación muy grave. Sin embargo, la ayudante dijo que se acordó del comentario del Dr. Steir hasta el día siguiente. Admitió que no recordaba bien y cambió sus declaraciones constantemente durante la audiencia.

La fiscalía usó dicha frase para crear una versión inverosímil de la cirugía. Un tal Dr. Albright dijo que en su "opinión experta" el Dr. Steir perforó el útero, agarró un pedazo del intestino de unos 20 centímetros, lo jaló al útero y después lo volvió a meter al abdomen por un pequeño hueco. Tal maniobra hubiera causado mucho daño al intestino y una perforación grande del útero, pero la autopsia mostró que eso no ocurrió.

Basándose en las actas de la audiencia preliminar, el abogado Doren Weinberg entabló una petición de anular las acusaciones. Weinberg, abogado de derecho penal y miembro del Gremio Nacional de Abogados, explicó a la prensa: "Sostenemos que si bien podría haber algunas pruebas, son tan sospechosas y débiles que no justifican una acusación de homicidio calificado". El juez rechazó la petición inmediatamente. Tanto el fiscal como el juez mencionaron exclusivamente la frase atribuida al Dr. Steir por la ayudante de ultrasonido.

Después de la audiencia, el Dr. Steir le dijo al OR: "Estoy muy contento por la solidaridad que me han brindado pero no estoy contento con el sistema judicial. En general, a los jueces les preocupan más los trámites que la verdad. Eso me repugna, me desanima mucho porque tenía la esperanza que se hiciera justicia hoy y eso no ocurrió".

En la rueda de prensa, Linci Comy, directora de la clínica Women's Choice de Oakland, hizo una condena contundente de la persecución del Dr. Steir: "No es la primera vez que el Consejo Médico de California acusa a un médico por complicaciones de un aborto. Hace 10 años, una doctora de mi clínica tenía una paciente que se internó por complicaciones. Finalmente, anularon las acusaciones, pues demostramos que no hubo negligencia, que es normal que a veces haya complicaciones; sin embargo, el consejo la hostigó hasta que dejó la profesión. En ese momento, conocí al Dr. Bruce Steir; reemplazó a la doctora. Ofreció servicios de aborto de primer y segundo trimestres. Es un hombre muy preparado, de mucha compasión; ha sido un gusto--un gran gusto--colaborar con él.

"Cuando ocurre una complicación, es importante tener atención médica muy competente y segura, que siga los protocolos y normas, que el médico haga su mejor esfuerzo. El Dr. Steir ha hecho eso durante décadas. ┐Cómo se les ocurre acusar a un médico destacado de causar intencionalmente la muerte de su paciente? Al contrario, ílo deben galardonar por lo que ha hecho durante 25 años por el derecho al aborto!".

El caso del Dr. Bruce Steir representa una escalada de la campaña contra el aborto que el Consejo Médico de California ha realizado durante varios años. Se han documentado sus estrechos lazos con organizaciones y políticos que se oponen al aborto. Tiene correspondencia muy amigable con ellos, les ayuda haciendo investigaciones y les avisa cuando una paciente tiene complicaciones. Asimismo, los abogados que defienden a proveedores de aborto que el MBC ha acusado de incompetencia informan que los trata como criminales.

Carol Downer habló en un foro de íR&R! en Los Angeles sobre la situación de los 50 proveedores de aborto que trabajan en clínicas particulares del estado: "Hace un par de años hicimos una encuesta y se la mandamos a todos lo que pudimos. Los resultados fueron espantosos: casi todos estaban en período de prueba por tener pacientes con complicaciones. Siempre habrá complicaciones. Si el consejo va a acusar al médico cada vez que hay una complicación y si tiene que probar que es competente sin poder presentar más pruebas que su propia opinión, entonces lo van a asignar a un período de prueba".

Se citó al MBC a comparecer en esta audiencia del 10 de julio del caso del Dr. Steir, pero no acudió.

NOW ha contribuido mucho a la defensa del Dr. Steir: ha hablado en reuniones públicas, escrito cartas de protesta e iniciado una serie de reuniones en casas de feministas y activistas pro derechos de la mujer para platicar acerca del caso. Deborah Halbert señaló: "Cada médico que hace un aborto arriesga su propia vida y demuestra muy claramente que apoya el derecho a escoger. Por eso, hay que defenderlo [al Dr. Steir], hay que defenderlo en este momento difícil".

Por una parte está la campaña del MBC contra los proveedores de aborto; por otra parte, como Simone Durante de íRehusar & Resistir! señaló: "Están las constantes amenazas y ataques violentos contra médicos y trabajadores de clínicas, bombazos, incendios y ataques con ácido. Los oponentes del aborto están dispuestos a todo para impedir que la mujer controle su propio cuerpo. Hoy tildan de `matabebés' a los que ayudan a una mujer a terminar un embarazo no deseado y a la mujer la hacen sentir pena y vergüenza. Nuestra posición es totalmente distinta: con la frente en alto, nos comprometemos a defender a los proveedores de aborto pues hacen posible el derecho a escoger. íSin proveedores de aborto, no existe el derecho a escoger y sin ese derecho la mujer no puede ser libre!".

La dirección del Comité en Defensa del Dr. Bruce Steir es: c/o Chico Feminist Women's Health Ctr., 1469 Humboldt Road, Suite 200, Chico, CA 95928. El Comité exhorta a:

Escribir a: Medical Board of California, Attn: Executive Director, 1420 Howe Avenue, Sacramento, CA 95825. Enviar cheques (contribución exenta de impuestos) a: Dr. Steir Constitutional Defense Fund c/o Chico Feminist Women's Health Ctr., 1469 Humboldt Road, Suite 200, Chico, CA 95928.

Se urge recaudar fondos. El Comité en Defensa del Dr. Bruce Steir ofrece conferencistas, videos y películas para reuniones públicas: 530-891-1911 o e-mail SteirFund@aol.com. El comité tiene mucha información sobre el caso, por ejemplo, las actas (con índice) de la audiencia preliminar. Dicha información se puede solicitar al comité o a íRehusar & Resistir!


This article is posted in English and Spanish on Revolutionary Worker Online
http://rwor.org
Write: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Phone: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497
(The RW Online does not currently communicate via email.)