Notas de nuestra corresponsal

De las torres de marfil al pabellón
En las líneas de batalla por Mumia

Obrero Revolucionario #990, 17 de enero, 1998

Recibimos este informe de nuestra corresponsal Debbie Lang:

"vine a la ciudad, en mis ojos brillaba la vida
en medio de rumores de muerte,
imploraba a los que tenían la voluntad de escucharme
es hora de pasar al nuevo siglo
hora de la libertad, de justicia para las razas, las mujeres
mujeres, niños, hombres, hora de hacer añicos los grilletes
vine a la ciudad, en mi pecho anidaba la paz
el aire que respirábamos se llenaba de sonrisas,
vine a la ciudad, en mis ojos brillaba la vida.
vine a la ciudad, en mis ojos brillaba la vida.

Nos siguieron coches con computadoras
lenguas cubiertas de culebras,
nos chocaron, nos volcaron, nos echaron del camino
bombardearon las casas, mataron a los niños,
balearon a los médicos, los que defienden nuestros cuerpos,
y las cortes se convirtieron en confesionarios,
pero seguíamos en la lucha, educando, creyendo, amando,
una labor sagrada para alcanzar la cumbre
aunque las manos se llenaban de dientes mutilados,
los ojos conservaban el delirio de la gracia divina.
los ojos conservaban el delirio de la gracia divina.
Voy a respetar a todo ser humano
Voy a respetar a todo ser humano
Voy a respetar a todo ser humano, hasta la muerte...".

Se leyó este pasaje de "I'm Gonna Stay On the Battlefield"
(Seguiré en la lucha) de Sonia Sanchez en la reunión de Académicos por
Mumia Abu-Jamal (La traducción es del OR.)

Mark Taylor, profesor de teología y cultura del Seminario Teológico de Princeton y coordinador de Académicos por Mumia Abu-Jamal (AMAJ), nos recibió en la puerta y nos dio el programa de la reunión de AMAJ. De repente me puse a pensar en mis días universitarios a finales de los años 70: en general, los profesores eran conservadores y "se escondían" en sus cubículos y laboratorios, ípero en esta reunión se juntaban académicos con el propósito de parar la ejecución del preso político revolucionario Mumia Abu-Jamal! Amantes de la justicia, estaban resueltos a participar de lleno en la batalla por su libertad.

Mark Taylor, Farah Jasmine Griffin y Anthony Monteiro organizaron la reunión del 11 de diciembre. Jasmine Griffin es profesora de inglés de la Universidad de Pensilvania y autora de Who Set You Flowin': African-American Migration Narrative. Anthony Monteiro es profesor de sociología de la Universidad de Ciencias de Filadelfia. El tema de la reunión era: "Régimen de poder y represión en Estados Unidos: El caso de Mumia Abu-Jamal". Mark Taylor comentó en el boletín de AMAJ: "Al organizar esta reunión, chocamos con la influencia del `régimen' en el mundo académico". En efecto, la Universidad de Pensilvania no quiso prestarles un salón. La reunión se realizó en Church of the Advocate, una iglesia episcopal de un barrio negro del norte de Filadelfia, y el reverendo Isaac Miller la inauguró. Me acordé de la última vez que estuve en dicha iglesia en el verano de 1997, cuando Geronimo Pratt--ex preso político y ex militante del Partido Pantera Negra--dio una charla; acababa de salir de la cárcel y viajó a Filadelfia para hablar en apoyo a Mumia. En los años 60 la iglesia abrió sus puertas a los Panteras y actualmente sigue siendo un centro de actividad política.

Más de 200 personas asistieron a la reunión de 12 horas. En el escenario lucía una manta amarilla brillante con la imagen de Mumia y las consignas: "íLibertad para Mumia! íNecesitamos su voz!". Nana Korantima de la Comunidad Akan de Filadelfia y el obispo Jude Egbe del Templo Imani de Baltimore, Maryland, iniciaron la reunión con un desfile de tambores, campanas y matracas; presentaron un canto de Ghana, Africa. Quemaron incienso y Egbe ofreció una bendición africana. Se dio lectura a mensajes de solidaridad del obispo George Augustus Stallings de la congregación católica afroamericana; el profesor Cornel West; Kathleen Cleaver y la profesora Kimberly Crenshaw. La reunión agrupó a profesores, escritores, activistas, poetas e historiadores, uniendo sus esfuerzos, compartiendo experiencias y costumbres muy distintas; gente muy diversa y de varias nacionalidades dio un gran grito por justicia para Mumia y exhortó a sumarse a esta lucha decisiva.

Aprender de la historia para cambiar el mundo

Este lugar donde vivimos es una prisión con candado corroído.
Nuestros huesos son los ladrillos,
nuestra sangre los cimienta, así construyeron el país
llegamos con la lengua callada, encadenada
hicimos nuestro canto, tocando una guitarra sin cuerdas.

De "At the Capitol Standing with
My Brothers" de Theodore Harris,
quien lo leyó en la reunión de AMAJ
(traducción del OR)

Muchos profesores recalcaron la importancia de participación política, que los académicos sean tanto "hacedores" como "pensadores". A la hora de la cena, el profesor Taylor me habló del papel de los académicos: "A mi parecer, nuestra contribución específica es trabajar en conjunto contra la nostalgia de la sociedad, su tendencia a venerar el pasado y olvidarse de sus rasgos primordiales. Por ejemplo, sentimos mucha nostalgia por los padres de la patria, pero sufrimos de una amnesia colectiva acerca de su verdadero papel...". Los conferencistas dieron ejemplos históricos y de lucha muy concretos acerca de las profundas injusticias de esta sociedad, sobre todo la opresión de los negros.

Joe Feagin es profesor de sociología de la Universidad de Florida (Gainesville), presidente de la Asociación de Sociólogos Americanos y autor de Ghetto Revolts (Rebeliones en los ghettos), nominado para el premio Pulitzer. Dijo que la esclavitud y el racismo son dos pilares de este país. Habló de Tom, un esclavo castigado por fugarse. El amo lo mandó a las Antillas, lo que equivalía a condenarlo a muerte porque la situación allí era tan difícil que los esclavos apenas sobrevivían un promedio de siete años. "Así que el amo condenó al esclavo Tom a la muerte, sin juicio alguno, sin audiencia, como propiedad; lo demonizaba, lo temía. ┐Quién fue el amo? George Washington". Feagin señaló: "Siguen demonizando al hombre negro, lo siguen reprimiendo, no lo juzgan personas de su clase y raza; no recibe un juicio justo, lo siguen condenando a muerte injustamente".

Sam Anderson es coeditor de In Defense of Mumia (En defensa de Mumia), una antología de ensayos, poesía y arte publicada en 1996. Leyó una narrativa de un esclavo de la tribu seke--un pueblo totalmente eliminado por el comercio de esclavos--de su libro Black Holocaust for Beginners (Holocausto negro para principiantes). Anderson recalcó: "Mumia no saldrá libre al menos que luchemos por su libertad... [su vida] depende de lo que hagamos a partir de este momento, depende de cada uno de nosotros". El profesor Yves Citton, escritor y poeta suizo, quien trabaja en la facultad de francés de la Universidad de Pittsburgh, dijo que el caso de Mumia es parecido a dos juicios muy famosos de la historia francesa, el caso Calais de la década de 1760 y el caso Dreyfuss de la de 1890: "Cuando un proceso judicial adquiere notoriedad, el destino de un individuo nos obliga a cuestionar las realidades de la sociedad.... El caso de Mumia influirá en la respuesta de Estados Unidos de reconocer o de ignorar las profundas desigualdades y anomalías que existen en el sistema judicial del país".

Gabriele Gottlieb estudia en la Universidad de Pittsburgh y participa en la coalición de apoyo a Mumia. La policía la ha hostigado, golpeado y multado por pegar afiches de Mumia. En su intervención, habló de la salvaje represión contra grupos políticos como los Panteras Negras y MOVE por el departamento de policía de Filadelfia, caracterizándolo como "un departamento de corrupción, mala conducta y brutalidad".

Peter Linebaugh, profesor de historia de la Universidad de Toledo, señaló: "La palabra academia proviene del latín y significa `aparte del pueblo' pero nosotros estamos aquí con Mumia, estamos con el pueblo". Habló de los antecedentes históricos del derecho de habeas corpus y explicó que la Ley Contra el Terrorismo y por la Pena de Muerte Eficaz destripa dicho derecho. [Eso es de suma importancia para el caso de Mumia porque es uno de los fundamentos para la apelación de su condena ante la Suprema Corte.]

Sonia Sanchez--poetisa, profesora de la Universidad Temple y luchadora social--nos conmovió con la lectura de un poema de su libro Under A Soprano Sky, que ganó el premio American Book Award en 1985. El poema, titulado "Travesía media", nos hizo experimentar las penas de una africana secuestrada por negreros. La transportan en buque al nuevo mundo, donde la venden y sufre una serie de violaciones. Con los ojos húmedos, como si el espíritu de la esclava rebelde y su lucha feroz la poseyera, Sanchez leyó los versos finales al público cautivado:

"Cómo vivir, vivir, vivir, vivir, vivir, vivir
latino... asiático... amerindios... judíos... musulmanes... gays... lesbianas... chicanos
Cómo vivir, vivir, vivir, vivir, amar, amar, vivir, vivir, vivir, vivir libre,
ílibertad, libertad, libertad para Mumia!
íVivir, vivir, vivir, vivir, vivir, vivir Mumia!
Vivir, vivir, cómo vivir.
Cómo vivir".

Lo que nos une

"La lucha por conocer nuestra verdadera historia y nuestros derechos tiene su paralelo en la lucha por justicia para Mumia".

Jason Corwin, de la nación seneca

Las ponencias abordaron temas como la pena de muerte, el racismo, la criminalización de una generación, la censura, ataques contra la primera enmienda (libertad de expresión) y la Constitución, además de otras injusticias. Juntar esa información fue como pintar un mural de resistencia a la injusticia y creciente represión, con la batalla para parar la ejecución de Mumia como escena central.

Burton Caine, profesor de derecho constitucional de la facultad de Derecho de la Universidad Temple, exhortó: "Es una infamia ejecutar a un hombre sin que la sociedad humana haga todo lo posible por determinar si en verdad es culpable. El juicio [de Mumia] fue una farsa, el juez era un verdugo y la corte que ha avalado todo eso es de la misma laya. Antes de siquiera considerar la posibilidad de ejecutar a una persona, debe ser obvio que nuestra sociedad tiene la obligación de proporcionarle un juicio justo".

Tukufu Zuberi, profesor de sociología de la Universidad de Pensilvania y director del Proyecto de Analizar el Censo Africano, habló de la criminalización de la juventud negra y señaló que la cantidad de afroamericanas presas aumenta desmesuradamente. Dijo: "Estoy aquí por todas esas razones, es decir, estoy muy consciente de que fácilmente podría estar en la mismísima situación de Abu-Jamal".

Houston A. Baker, Jr., profesor de la Universidad de Pensilvania y director del Centro de Estudios de Literatura y Cultura Negra, es autor de Modernism and the Harlem Renaissance y Black Studies, Rap and the Academy. Leyó un pasaje del libro Search and Destroy: African-American Males In the Criminal Justice System de Jerome Miller: "Los negros e hispanos de los ghettos son víctimas de reducciones de planta y la reconfiguración de la economía de avaricia de las corporaciones y politiqueros. Una política racial los criminaliza y, a fin de cuentas, busca su muerte. No es casual que Reagan y Bush fueron los que volvieron a imponer la pena capital en el mundo de la justicia criminal estadounidense, [una política de] aislar al enemigo y matarlo".

Lamont Steptoe, poeta y veterano de la guerra de Vietnam, nieto de una amerindia de la tribu cheroquí y bisnieto de un esclavo, leyó varios poemas acerca de la opresión de los negros. Martín Espada es escritor, poeta y profesor de la Universidad de Massachusetts (Amherst); leyó pasajes de sus libros City of Coughing and Dead Radiators y Zapata's Disciple. Explicó que se sumó a la lucha de apoyo a Mumia cuando National Public Radio le prohibió leer un poema que escribió sobre Mumia. La poetisa y escritora Lorene Cary leyó pasajes de su novela The Price of A Child, sobre la vida de un ex esclavo de Filadelfia en 1855.

Michael Eric Dyson es profesor de estudios afroamericanos de la Universidad Columbia (Nueva York) y autor de Making Malcolm: The Myth and Meaning of Malcolm X y Between God and Gangsta Rap: Bearing Witness to Black Culture. Lleva diez años luchando por justicia para su hermano quien purga cadena perpetua, falsamente acusado de homicidio. Dijo: "Nos marginan de la jerarquía de poder, nos marginan y nos encarcelan, pues arrastran a nuestros hermanos negros en toda desproporción a su porcentaje de la población. Es espantoso, en verdad es un genocidio, un holocausto en nuestras comunidades.... Así que, para mí, el caso de Mumia Abu-Jamal expresa los intereses de las minorías, no solo en lo que se refiere a raza sino en lo ideológico. Porque la neta, esto tiene que ver con la represión de la penetrante crítica cultural izquierdista y progresista, la crítica política y moral a los procesos hegemónicos del capitalismo estadounidense y su Estado, los cuales se plasman en prácticas racistas, imperialistas y, podríamos añadir, homofóbicas y, desde luego, patriarcales".

Forjar un movimiento para
parar la ejecución de Mumia
y ganar su libertad

"Filadelfia es una ciudad de dos tradiciones: la tradición de brutalidad, corrupción e injusticia oficial, por un lado, y la tradición de lucha popular consecuente contra toda forma de brutalidad, corrupción e injusticia por el otro, es decir, una tradición de valor y decisión ante la represión. Las dos tradiciones están muy presentes en la situación de Mumia Abu-Jamal. ┐Hasta cuándo permitimos que dicten el orden del día, que definan el ambiente político, los que construyen cárceles en lugar de escuelas y vivienda, los que meten a los pobres y a las masas trabajadoras a la cárcel como forma de control social?... Somos partidarios de la lucha contra la represión, y no de la brutalidad, corrupción e injusticia".

Profesora Farah Jasmine Griffin

Durante la reunión se platicó muy a fondo de forjar un movimiento con la fuerza necesaria para parar la ejecución de Mumia y ganar su libertad. Los conferencistas y el público plantearon distintas ideas y perspectivas, y aprendieron mucho en el proceso. Se destacó que el movimiento para parar la ejecución de Mumia se encuentra en una encrucijada y que hace falta dar un enorme salto, es decir, movilizar a millones de personas en una forma u otra.

El profesor Dyson señaló que urge "concientizar a los jóvenes de color de todo el país para que capten que su lamentable situación está unida indesligablemente con la de Mumia Abu-Jamal".

C. Clark Kissinger, colaborador del Obrero Revolucionario y miembro del consejo nacional de íRehusar & Resistir!, resumió las lecciones de la lucha que obligó al gobierno a levantar la orden de ejecución contra Mumia en 1995: "Hace falta crear una situación en que el caso de Mumia Abu-Jamal sea una cuestión candente, es decir, que uno no pueda prender la radio, no pueda hablar públicamente sin ofrecer una opinión acerca de este caso. Si construimos un movimiento amplio y diverso, que actúa con gran decisión, un movimiento popular de esa índole será capaz de obligar al sistema judicial a echarse para atrás, a admitir que ha cometido una serie de barbaridades y a soltar a nuestro hermano Mumia Abu-Jamal".

El reverendo Cecil Gray, profesor de religión y director de estudios afroamericanos de la Universidad de Gettysburg, habló de su niñez en Hattiesburg, Misisipí, donde su mamá fundó el Partido Demócrata de Libertad. Dijo que para construir este movimiento contra la ejecución de Mumia habrá que hacer sacrificios, habrá que ser firmes ante los ataques del gobierno: "Los que amamos la libertad no podemos cejar y yo no cejaré hasta lograrla. ┐Da miedo? Sí. ┐Pararé? No".

*****

Esta fue la primera reunión de académicos con el propósito de idear planes y estrategias contra la ejecución de Mumia. Los profesores no recibieron honorarios; pagaron sus propios gastos. Lo que es más, participaron a pesar del riesgo de hablar a favor de Mumia. La reunión se dio en un momento crucial, pues nuestro movimiento está en una situación urgente ante el rechazo por la corte estatal de la apelación de Mumia.

Al salir de la reunión esa noche, sentí que algo había cambiado, que se había forjado mayor unidad y conciencia que impactarán profundamente en el futuro. Me acordé de lo que el profesor Mark Taylor me dijo unas horas antes: "Mumia se ha convertido en un punto nodal, una coyuntura crítica, una crisis, diría yo. En la teología la palabra chiros se refiere a un momento muy importante. A diferencia del tiempo cronológico, se trata de una situación de cambio, de grandes posibilidades, un momento singular y determinante. Yo diría que Mumia representa un momento chiros y podemos medir el éxito de nuestro movimiento de acuerdo a cómo expliquemos esta situación de crisis y oportunidad, este fenómeno chiros, este Momento, con mayúscula, como solemos decir los del movimiento".


Este artículo se puede encontrar en español e inglés en La Neta del Obrero Revolucionario en:
http://rwor.org
Cartas: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Teléfono: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497
(Por ahora el OR/RW Online no se comunica por correo electrónico.)