Un llamado a la justicia para Mumia Abu-Jamal

Semana de Conciencia sobre Mumia Abu-Jamal,
19 a 25 de septiembre

Obrero Revolucionario #1021, 5 de septiembre, 1999
"A cada generación le encomienda una tarea moral. La nuestra es salvar a Mumia Abu-Jamal"
Ossie Davis, actor y activista
"Este es el año decisivo para Mumia Abu-Jamal": así comenta la carta de introducción que acompaña el "Llamado a la Justicia" que convoca a la Semana de Conciencia sobre Mumia. Esa urgencia se siente en los muchos planes que se están fraguando.
El Llamado prevé una semana "con una amplia gama de iniciativas locales y nacionales en torno al caso de Mumia, que culmine con un día de acciones en 100 ciudades".
C. Clark Kissinger sostiene que es necesario elevar la campaña para salvar a Mumia a un "nivel superior". En la semana del 19 al 25 de septiembre, variadas fuerzas en muchos lugares lucharán por pasar a ese nivel superior. En las palabras del Llamado, una meta de la Semana de Conciencia es: luchar por que el caso de Mumia y las controversias que abarca "sean un tema que se debata en todo hogar y sean un deslinde político, en Estados Unidos y en el mundo".
Las actividades de esta semana contribuirán a preparar las condiciones y a movilizar fuerzas para este "año decisivo". Poco después de la Semana de Conciencia, el equipo de abogados de Mumia entablará su principal demanda de habeas, lo que pondrá en marcha los últimos pasos cruciales de la batalla judicial.
Con cada día que pasa, nacen nuevos planes para la Semana de Conciencia y avanza el duro trabajo de ponerlos en práctica. Al cierre de esta edición, están en prensa carteles y cintas para desplegar durante la Semana de Conciencia. También salen las orientaciones para los organizadores. Ya está en línea un sitio de actividades y noticias. Los estudiantes se reúnen para hacer planes para el nuevo año académico. En los sindicatos se presentan resoluciones. La Coalición pro Derechos del Inmigrante del Norte de California organiza la traducción, al chino y al español, de los materiales de la Semana de Conciencia. Organizaciones como Amnistía Internacional, la Coalición Nacional para Abolir la Pena de Muerte y los Abolicionistas de Pensilvania exhortan a participar a sus miembros de todo el país.
Mumia dio el discurso de graduación en la universidad Evergreen State al terminar el curso anterior, lo que provocó los desvaríos de la Orden Fraternal de Policía. En este nuevo año académico los estudiantes lucharán por convertir el nombre y caso de Mumia en una línea divisoria. El martes 21 de septiembre será el Día Internacional de Estudiantes/Jóvenes por Mumia. Grupos de organizadores comenzaron los preparativos en el verano corriendo la voz en el festival de Woodstock. Ahora, los estudiantes encontrarán mantas y volantes en la semana de inscripción, las acciones del 21 de septiembre y otras importantes movilizaciones de la Semana de Conciencia.
Herman Ferguson del Frente de Liberación de Nueva Afrika (NALF) nos describió las actividades que el movimiento NALF, el Movimiento Jericó y la organización juvenil El Código han preparado para la comunidad negra.
"El domingo 19 de septiembre podrán tomar posición con Mumia iglesias y ministros, por ejemplo, al tratar el caso en sus sermones. Y está el desfile del Día Afroamericano en Nueva York, que esperamos sea un gran comienzo para la Semana de Conciencia en la ciudad. El miércoles 22 de septiembre se han programado movilizaciones en los multifamiliares. El viernes 24 de septiembre se ha convocado a un paro de estudiantes de prepa y universitarios, y a ir a volantear a favor de Mumia y las acciones nacionales del día siguiente, el sábado 25 de septiembre".
100 ciudades por Mumia
La semana de difusión y acciones culminará el sábado 25 de septiembre con actos en ciudades por todo el país (y en varios países). En la Internet, crece la lista de marchas y reuniones, gente y organizaciones, de decenas de ciudades, para la Semana de Conciencia.
En París, Francia (donde la campaña se llama Cent villes pour Mumia), habrá una noche de poesía, una exhibición de arte, un programa contra la pena de muerte, un acto panafricano y, como conclusión, una marcha del 25 al consulado yanqui, en solidaridad con las demás acciones de ese día.
En Bloemfontein, Sudáfrica, ya preparan declaraciones y acciones por Mumia los delegados al congreso nacional conjunto de la Organización del Pueblo Azanio, la Convención de Estudiantes Azanios y la Organización de Jóvenes Azanios.
Estas acciones y planes se desarrollan en medio de renovados ataques contra el movimiento pro Mumia que han desatado fuerzas empeñadas en asegurar la ejecución de este preso político. En el verano de 1999, una ofensiva combinada del servicio noticioso AP, el programa de televisión 20/20 y el artículo de Buzz Bissinger (ex ayudante del alcalde de Filadelfia) en la revista Vanity Fair, regó la mentira de que Mumia le había confesado a un tal Phillip Bloch cuando éste trabajaba con una organización que visita a presos. La Orden Fraternal de Policía nacional convocó a un boicot de las "empresas y los individuos" que reclaman justicia para Mumia y amenazó con poner sus nombres en la Internet.
Estas distorsiones y tácticas fascistoides (un método utilizado constantemente por la estructura de poder para calumniar a los revolucionarios y distanciar a sus partidarios) buscan generar confusión e intimidar a personalidades prominentes que apoyan públicamente a Mumia. Con el mito de que una solitaria viuda (Maureen Faulkner) lucha contra la "máquina de celebridades" de Mumia, la corrupta policía y estructura de poder de Filadelfia (que se han engordado políticamente con la persecución a Mumia y otros radicales negros) buscan crear opinión pública contra Mumia y disuadir a los que trabajan por la justicia. Por tanto, para aquellos que ven la importancia de parar la ejecución de Mumia y que saben que en esta batalla el pueblo "tiene la razón", es superurgente esforzarse por llevar la verdad a millones e integrarlos en la batalla a muchos niveles. El enemigo es poderoso, pues tiene de su lado a la policía y el control de los medios, pero no tiene Justicia ni pruebas contra Mumia Abu-Jamal.
*****
El llamado para la semana del 19 al 25 de septiembre se hizo hace unos meses acompañado por una carta firmada por Pam Africa (Familiares y Amigos Internacionales), Ossie Davis, Martin Duberman, Steve Hawkins (Conferencia Nacional de Abogados Negros), Sam Jordan (Amnistía Internacional EEUU), Barbara Kingsolver, Robert Meeropol, Frances Fox Piven y Adrienne Rich.
El Obrero Revolucionario pidió a unos colaboradores de la Semana de Conciencia hablar de la importancia del caso de Mumia y de esta coyuntura. A continuación, sus comentarios:


Pam Africa, Familiares y Amigos Internacionales de Mumia Abu-Jamal:
"El complot gubernamental para asegurar el asesinato de Mumia busca proclamar clara y fuertemente que aplastarán nuestra oposición a los males de este gobierno. Cuando atacaron a Mumia y hubo resistencia, también atacaron a la gente que se opuso.
"Eso se ve muy claro en el boicot de la Orden Fraternal de Policía a cualquier persona o empresa que apoye a Mumia.... Por ejemplo, el afán de incapacitar concretamente al Black United Fund. El alcalde de Filadelfia se metió y le quitó $100.000 al Black United Fund por ayudar a un grupo que pide un juicio para Mumia. Si los dejamos que se salgan con la suya con estas tácticas macartistas, será un infierno para otros.
"Durante años, nuestro movimiento ha explicado bien que Mumia no tuvo un juicio justo.... Eso da una oportunidad a personas de muchos sectores sociales para tomar partido con lo justo.
"Muchas veces se oye decir: si hubiera sabido lo que pasaba en el caso de Malcolm X, Martin Luther King o el bombardeo del 13 de mayo de MOVE en Filadelfia, si hubiéramos sabido qué pasaba, lo hubiéramos parado. O si pudiéramos haber parado el asesinato de Amadou Diallo y los 41 disparos, si hubiéramos sabido que eso ocurría, hubiéramos hecho algo. Pero en este caso, las organizaciones de justicia social tienen una oportunidad, pues saben lo que pasa: que el gobierno quiere ejecutar a Mumia.
"Con la Semana de Conciencia por Mumia tenemos una oportunidad de actuar. Busca concientizar. Es obvio que el gobierno intensifica sus presiones y justificaciones para ejecutarlo, y lo hace con una campaña de distorsiones. Concretamente, alistan y preparan el terreno para el asesinato que ocurrirá en el próximo año o al año siguiente, si es que lo permitimos. De ningún modo debemos permitir que se salgan con la suya".


Robert Meerpol, Fondo Rosenberg pro Niños:
"Existen muchas razones para tomar posición sobre el caso de Mumia y solo voy a explicar una, sobre la que yo, como hijo de Julius y Ethel Rosenberg y como experto sobre su caso, tengo excelentes credenciales para hablar.
"A Julius y Ethel Rosenberg los acusaron, condenaron y ejecutaron por conspirar para cometer espionaje; el objeto específico de esa conspiración fue el secreto de la bomba atómica. Según el gobierno, mis padres entregaron los mayores secretos de la humanidad a la Unión Soviética; eso ocurrió en los años macartistas. Los arrestaron en 1950 y los ejecutaron en 1953. Tenía 3 años al comienzo y 6 al final. Quisiera hablar de lo que conozco bien.
"Lesley Groves, así se llamaba el general del ejército al mando del proyecto donde se construyó la bomba en Los Alamos, Nuevo México, durante la II Guerra Mundial. Groves apuntó en su diario personal, que no se divulgó públicamente hasta después de su muerte, es decir, 20 años después de la ejecución de mis padres, que a su parecer, la información que se entregó era de poca importancia. Pero dio por hecho la culpabilidad de mis padres y que más valía callar la poca importancia de la información. El no quería que nadie hablara de eso pues se merecían la horca. Me entienden?
"Bien, lo que se destaca primero es: por qué se merecían la horca si la información tenía poca importancia? La respuesta: con su resistencia se volvieron poderosos y peligrosos para aquellos que estaban en el poder. Es decir, eran nadies, nadie los conocía, pero tomaron posición y dijeron no, movilizaron un movimiento y al hacerlo, se volvieron muy peligrosos.
"Veamos el caso de Mumia: este no hizo tratos y jamás se rindió. Lucha políticamente con principios de modo que su lucha tome partido con todos los presos políticos, con todas las víctimas del racismo e injusticias del sistema de justicia y con todos los condenados a muerte. Por eso, tomar partido con Mumia es tomar partido con todas esas personas. Y es por ello que hay tanto en juego.
"Por todas esas razones, hay tanto en juego para quienes pedimos justicia y para las fuerzas de represión. Y Mumia lo ha hecho así.
"No soy de aquellos que dicen que Mumia es inocente. Puede que sí, pero no lo sé. Lo que sé, de mi lectura de partes del proceso, es que no tuvo un juicio justo.
"Aparte de ser hijo de mis padres, soy abogado. No trabajo en casos criminales, pero cuando egresé de la escuela de derecho, fui a trabajar de empleado para un juez de apelaciones y entre otras cosas tuve que leer los expedientes de los juicios. Puede que no trabaje en esta área pero tengo `experiencia profesional' precisamente en analizar expedientes y juzgar si hubo un juicio justo o no. Este juicio es un típico juicio injusto. Lo dice a gritos. Eso lo sé.
"El derecho de todos los acusados a un juicio justo, sin importar su condición económica, raza, creencias políticas ni las acusaciones, es un principio básico de justicia social....
"La importancia de organizar gran cantidad de acciones en muchas partes es lograr que la mayor cantidad posible de personas comiencen a considerar y hablar del caso. Queremos crear una atmósfera en que todo mundo conozca a Mumia de una u otra forma. Puede que eso suene un poco exagerado, pero queremos acercarnos a esa meta si es posible. Y si lo logramos, el movimiento para salvar la vida de Mumia dará un gigantesco paso adelante".


Sam Jordan, director del Programa para Abolir la Pena de Muerte, Amnistía Internacional, EUA:
"El caso de Mumia concentra directamente, sin adornos ni palabras excesivas, el patrón fundamental de injusticia que caracteriza el sistema de justicia criminal....
"Antes que nada, debe quedar muy claro que no se debe ejecutar a Mumia. No podemos aceptar la idea de una pérdida.... Mumia Abu-Jamal, un intelectual negro joven, escritor, comunicador de ideas, ideólogo, cruzado de justicia social quien desafía la discriminación y marginación política que le dictan y quien no acepta esa discriminación y marginación política en este país. El se propone demostrar a todo mundo que no tiene que continuar este muy insensible afán de castigar sin importar lo que le cueste a la sociedad y sin importar los derechos humanos....
"El caso de Mumia, aparte de su importancia política y las grandes controversias que toca, también es un ejemplo de una condena injusta. Quisiera mencionar unos factores: contradicciones en identificaciones, confesiones sin fundamento o falsificadas, mala conducta de la fiscalía, tratamiento incorrecto oficial de pruebas del crimen, testimonios fabricados de policías, un preso soplón. Estos seis elementos están presentes en casi todos los 82 casos de hombres y mujeres que han dejado el pabellón de la muerte debido a una condena injusta. Están presentes en el caso de Mumia. No es coincidencia que Mumia necesite un nuevo juicio. Muy probablemente, Mumia es una persona condenada injustamente.
"Por tanto, tenemos que analizar las grandes cuestiones políticas y también las controversias sobre la justicia de este proceso específico, como caso en sí. Y cada uno de estos niveles del caso, del proceso establecido y de su justicia, las grandes cuestiones políticas en juego, la necesidad de contrarrestar un sistema de justicia criminal punitivo que ha sido usado contra gente de color, la necesidad de que el gobierno cumpla con las normas internacionales de justicia en los juzgados y en los trámites que afecten a los acusados de la pena capital. Todos esos elementos confluyen en el caso de Mumia y no ha habido ningún otro caso como este en el pabellón de la muerte".
Qué se necesita?
A continuación presentamos una selección del artículo "Qué se requiere para salvar a Mumia", de C. Clark Kissinger, que a nuestro parecer, plantea claramente los retos y las exigencias de esta coyuntura:
"Se nos plantea un gran reto: redoblar la lucha, conquistar nuevas posiciones y obligar a la estructura de poder a abandonar su plan de asesinar a Mumia.... La neta: el camino hacia la justicia es largo y el tiempo apremia. Pero sí se puede!, es decir, podemos parar la ejecución y lograr su libertad! Sí se puede!, pero esto requiere una lucha monumental, algo que no se ha visto en varias generaciones. Urgen tres cosas: un movimiento más amplio, más diverso y más decidido que nunca. Y lo necesitamos a la mayor brevedad.
"Toda organización que se opone a la ejecución de Mumia tendrá el deber-y la capacidad-de movilizar a sus bases y de llegar a amplios sectores de la sociedad. Haremos todas esas actividades diversas y descentralizadas en el transcurso de ocho días como parte de una jornada de lucha unificada; por eso se multiplicará el impacto de cada actividad y el efecto acumulativo será masivo. La justicia-y el pueblo-nos exigen este compromiso".


Este artículo se puede encontrar en español e inglés en La Neta del Obrero Revolucionario en:
http://rwor.org
Cartas: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Teléfono: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497
(Por ahora el OR/RW Online no se comunica por correo electrónico.)