Reflexiones al mirar el cielo y encontrar el planeta Rage

Ala Roja

Obrero Revolucionario #1085, 7 de enero, 2001, en rwor.org

Un grupo musical, cuando es muy chido y revolucionario, es como un planeta grande: los jóvenes y los rebeldes gravitan hacia él. Les permite respirar el aire de la resistencia, moverse como si estuvieran bailando sobre la tumba del enemigo, y alimentarse para las batallas diarias de esta sociedad bárbara y anticuada.

Así es con Rage Against the Machine: es un planeta grande en los cielos culturales y prende un ambiente de resistencia. Eso no lo queremos perder. Cuando un grupo como Rage se separa o pierde a un elemento clave, deja un vacío muy grande. Por eso, nos pegó muy duro oír que el poeta y cantautor Zack de la Rocha se iba a salir del grupo.

Al ver mi pena, mis amigos me mandaron correspondencia de la Internet. Ahí los fans se desahogaban, afligidos porque "el fracaso del sistema de toma de decisiones" llevó al rompimiento de una agrupación musical tan importante. En los capítulos de MEChA y en las calles de Los Angeles, donde los jóvenes proletarios mexicanos se identifican con Rage, se palpaba una angustia por perder esa estrella luminosa, al igual que grandes esperanzas de que Rage se uniera de nuevo.

Como soy muy terca--cosa sabida por mis camaradas--he decidido no aceptar que todo ha terminado; y siendo tan chiflada como para pensar que la revolución en un país como Estados Unidos es una idea realista, no me parece imposible que un grupo musical revolucionario se vuelva a unir. Me acuerdo todavía del vacío que dejó el rompimiento del Clash y el asesinato de Peter Tosh, y no quiero que el pueblo vuelva a sufrir eso.

*****

Raras veces se juntan los factores necesarios para crear un fenómeno como Rage Against the Machine: un grupo roquero a la vez tan radical y tan popular, que desafía la presión de las compañías discográficas y sigue explorando nuevo terreno artístico y político. Tener un grupo así es una oportunidad que no se presenta todos los días. Para los artistas es una lucha continua conservar la perspectiva, y necesitan ayuda para entender cómo y por qué son tan importantes para el pueblo.

La increíble fusión artística y voz de Rage ha seguido evolucionando y prendiendo candela. La química de esos cuatro chavos no será fácil de reemplazar.

Rage apareció en un momento que vio nacer a varios grupos roqueros que combinaban inteligencia con conciencia. Desde un principio, Rage fue el grupo más radical. A diferencia de otros grupos, mezcló todos los estilos de la juventud inquieta: de los grupos punk más duros a la generación de hip hop. Creó una fusión pionera de rock duro y rap--con letra politizada y un contraste eléctrico de personalidades--que lo empujó a nuevas alturas de popularidad con cada álbum.

El público de Rage es muy interesante. Su estilo musical atrae a una amplia gama de jóvenes que posiblemente no se inclinarían al contenido radical de su letra. Inspirados por el espíritu desafiante de Rage, esos chavos demuestran una lealtad profunda hacia el grupo, aun cuando no comparten todas sus ideas políticas. Rage ha buscado unir a los aficionados del rock duro con los de rap y hip hop, por ejemplo, haciendo giras con Wu Tang Clan y Cypress Hill. Más y más, estamos viendo cambios en el público de Rage; además de los jóvenes chicanos y mexicanos de la clase trabajadora, atrae a roqueros blancos y jóvenes rebeldes de toda nacionalidad, y a un sector de chavas combativas. Una nueva generación está entrando en lucha contra el sistema y muchos gravitan hacia Rage.

Por otra parte, la popularidad del grupo, su alta calidad artística y el contenido social de la letra le ha ganado el apoyo y respeto de aliados en el mundo discográfico. Todos esos factores (y un poco de suerte también) han contribuido a darle cierta libertad para propagar una posición política muy polémica ante millones de personas. Sin embargo, Rage está bajo intensa presión por parte de la policía, y la policía de la cultura, que no han podido pararlos pero ansían verlos caer.

Camino a la fama, sucedió algo bien chido: Rage empezó a encarnar las esperanzas de millones de jóvenes de un mundo mejor. No todos los artistas revolucionarios llegan a ser "planetas" (a alcanzar tan alto nivel de celebridad y popularidad), pero los que lo logran tienen una responsabilidad ante las masas: no ceder esa posición sin una lucha encarnizada.

*****

La existencia de Rage influyó mucho para crear un ambiente favorable a una nueva generación de luchadores de la resistencia y jóvenes abiertos a la revolución. Su lucha por mantenerse unidos, a pesar de muy conocidas diferencias y dificultades, fue parte de esa inspiración.

En situaciones como la revolución en Perú y el levantamiento campesino en México, la lucha de libertad para Leonard Peltier y la huelga de los trabajadores de la limpieza, la lucha contra los talleres de hambre y la batalla contra la brutalidad policial, y del primer álbum Rage Against the Machine a Evil Empire y Battle of Los Angeles y el nuevo, Renegades, Rage ha tomado partido con los oprimidos. Se ve, por ejemplo, en la lucha apremiante para impedir la ejecución de Mumia Abu-Jamal: la firmeza de Rage en ese frente marcó una nueva pauta y causó gran impacto entre los jóvenes del país; si no fuera por Rage, algunos quizás no le hubieran dado ninguna importancia. Para el pueblo, tener ese impacto vale oro.

Por todo Estados Unidos, en México, Europa y en otras partes del mundo, los chavos que luchan contra el sistema carnívoro del imperialismo--entre ellos, una sección que realmente no tiene nada que perder--se identifican con Rage. Es importantísimo para las masas tener artistas que, como Rage, crean mucha opinión pública a favor de la revolución y toman el lado de la gente trabajadora del mundo. Ahora que avanza la resistencia de las masas, necesitamos ese grupo más que nunca.

*****

Sé que las muchas dificultades de estar en un grupo como Rage pesan, pero como dijo el escritor chino Lu Sin, ser artista revolucionario es como ser un animal de carga para el pueblo. Al leer entrevistas con los chavos del grupo, veo que hay muchas contradicciones espinosas que obstaculizan la unión: mantener sus principios y nadar entre los tiburones de las compañías discográficas; dar conciertos en grandes estadios y mantener lazos con las masas; perseverar frente a los críticos que siempre buscan disminuir su impacto, con acusaciones de que traicionaron sus ideales o que al público solo le interesa el ritmo, etc., etc.; forjar un auténtico camino revolucionario para relacionarse con su base de aficionados. Todo eso es difícil.

La ironía es que lo más difícil es resolver las diferencias creativas y políticas que surgen entre los artistas. Encontrar un camino que conduce a la unidad y a la vez impulsa el trabajo político y artístico es gran parte de la batalla. Cómo tener el mayor impacto social y una conexión estrecha con la vida y las luchas de la gente que protagoniza las rolas? Cómo identificar para el pueblo intereses comunes y una manera de resolver las diferencias? Estos son problemas que cada artista revolucionario tiene que abordar.

Aunque esquivar esas dificultades parezca un "alivio", en última instancia, ese "alivio" se basa en la noción de que es posible encontrar algo mejor de una manera menos complicada. No es así, porque en el arte, al igual que en la política, la auténtica libertad se basa en captar lo necesario para hacer algo extraordinario para el pueblo. Y el pueblo necesita que Rage siga siendo Rage.

Lo sorprendente es que a pesar de todas las dificultades, Rage ha mantenido el equilibrio en la cuerda floja entre ser auténticos y tener una influencia enorme, lo cual ha estimulado a millones de jóvenes rebeldes y revolucionarios. Imagínense las posibilidades si pueden resolver las contradicciones y unirse de nuevo. Con su trayectoria de pioneros, posiblemente saldrán del problema con mayor unidad y en posición para hacer una mayor contribución--y soportar mejor los ataques del sistema--apoyándose en la fuerza que los impulsó a tales alturas: las masas inspiradas por su música.

Bueno, al entrar en el año 2001, espero que estos artistas--que tienen tanto amor por el pueblo--hagan todo lo posible para encontrar un camino que permita al planeta Rage girar unido con Zack en su órbita. Espero que puedan aprovechar las tremendas reservas de amor y apoyo que el pueblo y los revolucionarios les ofrecen para vencer esos problemas.

Cómo dijo un fan: "Eso está fregado. Necesitamos a Rage".


Este artículo se puede encontrar en español e inglés en La Neta del Obrero Revolucionario en:
rwor.org
Cartas: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Teléfono: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497
(Por ahora el OR/RW Online no se comunica por correo electrónico.)