Notas de nuestra corresponsal

Conferencia Nacional "íLibertad para Mumia!"
traza planes

Debbie Lang

Obrero Revolucionario #1099, 22 de abril, 2001, en rwor.org

El 30 y 31 de marzo, centenares de partidarios de Mumia Abu-Jamal participamos en la Conferencia Nacional "íLibertad para Mumia!" en Washington, D.C. Gente de muchas ciudades de la costa este, de Los Ángeles y San Francisco, e inclusive de Francia y Alemania, acudió a una jornada de actividades. Las paredes de la iglesia First Congregational estaban tapizadas de retratos de nuestro bello hermano revolucionario, retratos de Mumia y Shaka Sankofa, afiches de Alemania que convocan a protestar en la embajada yanqui el "Día X", y el muy divulgado afiche de íRehusar & Resistir! con la foto de Mumia y la consigna: "íAlto a la ejecución! íLibertad para Mumia!".

La noche del 30, unas 300 personas asistieron al mitin "íLibertad!", donde docenas de oradores y artistas de diversas tendencias políticas expresaron su apoyo a Mumia. El día 31, centenares de luchadores elaboramos planes para impulsar el movimiento que lucha por parar la ejecución de Mumia y conseguir su libertad.

Los oradores y los participantes expresaron su deseo de fortalecer la unidad de los que estamos en la lucha para que podamos alcanzar a más gente, ganarnos el apoyo de miles y miles más, y triunfar.

En una declaración a la conferencia, Mumia destacó la fuerte resistencia popular de Seattle: "Muchos de ustedes están aquí para aprender (o parar enseñar) cómo hacer un trabajo más efectivo. Estamos aquí para intercambiar puntos de vista, para aprender de nuestras experiencias y trazar un plan de trabajo. Hay muchas y variadas estrategias pero, a mi juicio, debemos prestar muchísima atención a la experiencia de Seattle de estar en las primeras filas de la rebelión popular contra la OMC. Ese fervor antiglobalista puso de relieve los intereses comunes de estudiantes, antiimperialistas, luchadores de derechos humanos y sindicalistas, y demostró que una movilización popular tiene la fuerza para frenar algo que antes se consideraba, y se temía, inevitable...".

Pam Africa, de Familiares y Amigos Internacionales de Mumia Abu-Jamal, dijo: "Mumia lleva casi 20 años en esa celda. Es hora de que consigamos su libertad. Quisiera destacar que tenemos evidencia, tenemos apoyo, tenemos todos los elementos que necesitamos. Tenemos que unirnos. Los que se oponen a la pena de muerte deben unirse. Los que están convencidos de que Mumia se merece un nuevo juicio deben unirse. Los que sabemos, ícarajo!, que Mumia debe estar aquí en la calle con nosotros ahora mismo tenemos que volcarnos a la calle como nunca antes".

Damu Smith de Greenpeace USA dijo: "Estamos presentes y alzamos la voz para que la estructura de poder--que quiere ejecutar a nuestro hermano y a centenares de condenados a muerte, que busca apagar la llama de la libertad--sepa que eso jamás va a pasar porque vamos a unirnos férreamente en este movimiento y no lo permitiremos. Sabemos que el sistema judicial de este país es criminal, que zampa a hombres, mujeres y hasta niños inocentes a la cárcel; hace lo que le da la gana y condena por intereses políticos".

El ex director del Programa para Abolir la Pena de Muerte de Amnistía Internacional, Sam Jordan, fue el maestro de ceremonias. Destacó la importancia del caso de Mumia y señaló que muchos condenados a muerte han salido en libertad debido a: "confesiones no corroboradas o falsas, mal manejo y destrucción de pruebas, parcialidad muy patente de los jueces, exclusión de jurados afroamericanos, mala conducta de la fiscalía (por ejemplo ocultar evidencia exculpatoria), testimonio de soplones, identificaciones erróneas... todos esos factores se dan en el caso de Mumia. Todos deben ver que si 95 condenados a muerte han salido en libertad debido a esos factores, Mumia debe ser el número 96".

Un contingente de jóvenes de la Red Juvenil de íRehusar y Resistir! subió al escenario coreando: "íMumia es intrépido como yo! íSu libertad conseguiremos, jamás nos rajaremos!". Tocaron un mensaje grabado de C. Clark Kissinger, quien no pudo asistir porque está en libertad condicional por participar en una manifestación de apoyo a Mumia, y tiene prohibido viajar.

Para triunfar, dijo Clark, "...se requiere que haya un movimiento de docenas de miles de personas para quienes el destino de Mumia es una cuestión de vida o muerte, y de millones más que dudan que sea justo ejecutarlo... se requiere que peligre la estabilidad social porque hay divisiones muy profundas debajo del superficie".

La gran diversidad y determinación de los participantes es una muestra del potencial que existe. Para varios, lo principal es la oposición a la pena de muerte: Bill Simons, ex presidente del capítulo de Washington, D.C., de la Federación Americana de Maestros, pidió un nuevo juicio para Mumia; Bill Ryan, de la Coalición de Illinois para Abolir la Pena de Muerte, instó a abolir la pena de muerte; y Rachel King, de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), señaló que una investigación del Departamento de Justicia comprueba importantes disparidades raciales y geográficas en cuanto a la pena de muerte.

Darby Tillis, un ex condenado a muerte quien recién salió en libertad, conmovió a todos con sus experiencias: "Pasé nueve años, un mes y 17 días en el pabellón de los condenados a muerte por un crimen que no cometí. Me sometieron a cinco juicios, supuestamente más que nadie en la historia de Estados Unidos. Me acusaron falsamente después de que rechacé los $5000 que me ofrecieron a cambio de incriminarme y decir una mentira... La pena de muerte es venganza y odio. ┐Acaso matar a una persona demuestra que es injusto matar? Es racista, un instrumento de prejuicio y discriminación... Debemos seguir bregando muy duro por conseguir la libertad de Mumia, duro y rápido, tendrá que ser. La pena de muerte es totalmente definitiva. Es mala, completamente injusta y mala".

Al oír las intervenciones, comprobé que hay una base muy fuerte para que diversos sectores sociales vean la importancia de ganar esta batalla. Melissa Mitchell, del capítulo de la Universidad Howard de Amnistía Internacional, dijo: "La vida de Mumia Abu-Jamal es una muestra del racismo e injusticia que moldea muchas vidas... Es de suma importancia examinar la dinámica escalofriante del caso de Mumia y captar su relación con la vida de nuestros hermanos y hermanas falsamente acusados y pisoteados por el odio del sistema, aquellos cuyas voces no se oyen... Mumia es víctima de la brutalidad policial, del injusto sistema judicial de este país, de la pena de muerte. En la vida de Mumia se ve la dolorosa experiencia afroamericana. ┐Qué nos separa a mí o a ti de las circunstancias en que se encuentra Mumia? Pura casualidad".

Ajamu Baraka, director de la región sur de Amnistía Internacional, Estados Unidos, y autor del informe "Mumia: A Life In the Balance" (Mumia: Una vida está en juego), habló de las conclusiones del informe: "Amnistía Internacional afirma muy claramente que sometieron a Mumia a un juicio y un proceso que violaron las normas internacionales de justicia. Afirma muy claramente que había intereses políticos de por medio y que el caso de Mumia concentra las contradicciones de la pena capital en este país... Afirma que tenemos un sistema judicial criminal y eso es verdad. Para mí se comprobó contundentemente hace un par de semanas cuando fui al condado de Broward, Florida, como observador oficial del juicio de Lionel Tate, de 14 años, un niño enjuiciado y condenado por homicidio premeditado. Estuve presente en ese juzgado, mis amigos, cuando sentenciaron a un niño a cadena perpetua sin posibilidad de salir en libertad condicional; en la práctica le dieron una sentencia de muerte a un niño que a la edad de 12 años, según la evidencia, mató accidentalmente a su amiguito. Y el estado de Florida condenó a ese niño, un niño negro, a la muerte en vida al zamparlo a la cárcel toda su vida".

Leslie Jones, de Jóvenes pro Mumia, dijo: "Mumia es un ejemplo para todos y cada uno de nosotros. Desde el pabellón de la muerte ha luchado implacablemente por todos y cada uno en todo momento. Los jóvenes luchamos por Mumia porque lo han criminalizado igual que a nosotros. Lo atacaron igualito que a los 420 jóvenes que protestaron durante la convención nacional del Partido Republicano el año pasado, y como van a atacar a los que vayan a Quebec en abril a luchar contra la globalización. Lo atacaron con saña, como atacan a los jóvenes, latinos, negros, pobres y a los estudiantes en escuelas que regimentan como si fueran prisiones. Luchamos por Mumia porque Mumia es todos nosotros. Y lo queremos".

En la conferencia participaron jóvenes de muchas ciudades de la costa este; había un grupo grande de la Universidad Howard, además de luchadores contra la Escuela de las Américas, luchadores por la libertad de los presos políticos puertorriqueños, abogados, maestros, sindicalistas, luchadores sociales de muchas organizaciones y muchos individuos. Entre los que intervinieron o dieron talleres figuraban: ex miembros del Partido Pantera Negra; Monica Moorehead, Jeff Mackler, Mark Taylor y Julia Wright del Comité Coordinador Nacional pro Mumia; miembros de los Panteras Grises; Eric True Muhammad del periódico Final Call; y Nkechi Taifa de la Conferencia Nacional de Abogados Negros.

El sindicalista alemán Victor Grossman habló de "esta lucha internacional contra el racismo y la brutalidad policial" e informó que el parlamento alemán aprobó una resolución en pro de la abolición de la pena de muerte y de un nuevo juicio para Mumia. Julia Wright, de Familiares y Amigos Internacionales de Mumia en París, leyó un pasaje de la nueva biografía de Terry Bisson Ona Move: The Story of Mumia Abu-Jamal y expresó el firme compromiso de los partidarios internacionales de Mumia de seguir confrontando a todo funcionario del gobierno estadounidense que viaje al extranjero.

En la conferencia trazamos planes para el futuro: una movilización para llenar las calles de Filadelfia el "Día X" (el día de la audiencia ante el tribunal federal); un día internacional de protesta el 12 de mayo; un plantón frente al palacio municipal de Filadelfia del 11 al 13 de mayo; una manifestación y delegación internacional a las Naciones Unidas el 23 de junio. Además, en Europa se organizará una manifestación cuando se reúna el Parlamento Europeo del 21 al 23 de junio y debata la convocatoria a una moratoria mundial de la pena de muerte. Asimismo, la Red Juvenil de íRehusar & Resistir! anunció que organizará el séptimo Verano de Libertad en Filadelfia.

El vocero del PCR Carl Dix señaló en el discurso que dio en el mitin del día 30:

"No permitiremos que maten a Mumia... Habrá que movilizar a muchísima más gente y librar una batalla más decidida por salvar la vida de Mumia.... Para ganar esta batalla es indispensable movilizar a todos los sectores de la sociedad. Por eso, el PCR está divulgando el caso de Mumia a los del fondo de la sociedad--al proletariado, los que no tienen nada que perder--para que conozcan la lucha por parar la ejecución de Mumia y conseguir su libertad. Los instamos a unirse. Además, divulgamos el caso a gente y grupos de diversas capas sociales y tendencias políticas, los organizamos, y los animamos a apoyar a Mumia Abu-Jamal y a ganarse a más gente de sus organizaciones, iglesias, etc., a unirse a esta batalla monumental para salvar su vida".


Este artículo se puede encontrar en español e inglés en La Neta del Obrero Revolucionario en:
rwor.org
Cartas: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Teléfono: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497
(Por ahora el OR/RW Online no se comunica por correo electrónico.)