Habla Mumia Abu-Jamal

Obrero Revolucionario #1103, 20 de mayo, 2001, en rwor.org

El nuevo equipo defensor de Mumia Abu-Jamal divulgó una declaración en que describe Mumia por primera vez en sus propias palabras lo que pasó la noche que lo hirieron, arrestaron y acusaron de matar al agente Daniel Faulkner.

En la declaración escrita al tribunal federal distrital de Filadelfia, Mumia dice claramente: "No le disparé al policía Daniel Faulkner. No tuve nada que ver con su muerte. Soy inocente".

Mumia dice que estaba sentado en su taxi cuando oyó disparos. Luego vio a su hermano en la calle tambaleándose y corrió a ayudarlo. "Al cruzar la calle, un policía se volvió hacia mí con la pistola desenfundada; vi el fogonazo de un disparo y caí de rodillas...".

"Lo siguiente que recuerdo es que me pateaban, me golpeaban y me despertaban del estupor". Añade que los agentes le dieron una paliza en la calle y otra vez en el hospital. (Véase la declaración).

Mumia también dice que si lo llaman a comparecer, dará testimonio sobre lo que pasó. Eso es importante porque le ha pedido al juez William Yohn una audiencia para presentar pruebas antes de fallar sobre su petición de habeas corpus. Tal audiencia le permitiría presentar pruebas y testimonio que no son parte de las actas del juicio y las audiencias presididas por el juez Albert Sabo de Filadelfia.

Además de esta declaración escrita de Mumia, el equipo defensor entabló cuatro declaraciones juradas; una de ellas es de su hermano, William (Billy) Cook. Billy también describe lo que pasó esa noche y dice que dará testimonio ante el tribunal.

Billy dice que iba en su Volkswagen con un amigo, Kenneth Freeman, quien estaba armado, cuando el agente Faulkner los paró. Se pusieron a discutir y Faulkner golpeó a Billy en la cabeza con un objeto. Billy regresó a su carro a buscar la matrícula, y oyó disparos. Luego vio a Mumia acercarse corriendo, oyó otro disparo, y vio a Mumia caer. Billy dice que Kenneth Freeman huyó del lugar.

Los abogados de Mumia también entablaron una declaración hecha hace dos años por Arnold Beverly, quien admite que él y otro hombre le dispararon a Faulkner. Beverly señaló que una organización criminal los contrató para matar a Faulkner porque un grupo de agentes corruptos sospechaba que era informante del FBI, y que Mumia no tuvo nada que ver con su muerte.

Otras dos declaraciones dan testimonio sobre la corrupción y brutalidad del Departamento de Policía de Filadelfia. La primera es de Donald Hersing, un informante confidencial del FBI. Hersing describe su trabajo en 1981 y 1982 para poner al descubierto a agentes corruptos que pedían mordidas de los dueños de tabernas y prostíbulos alrededor de la 13 y la Locust, donde Mumia fue herido y donde murió Faulkner. En particular, Hersing da testimonio sobre el papel del inspector Alphonso Giordano en las mordidas; Giordano fue el oficial de mayor rango presente cuando arrestaron a Mumia.

La última declaración es de Linn Washington, profesor de la Universidad Temple y periodista. Washington era corresponsal del Philadelphia Daily News en 1981 y, por eso, fue al lugar de los hechos pocas horas después del incidente. Le sorprendió que no había ni un solo agente y que el carro de Billy estaba abierto y sin vigilancia. Washington vio sangre adentro.

Luego fue al hospital Jefferson, donde llevaron a Mumia y a Faulkner. Un empleado del hospital le dijo que la policía golpeó a Mumia en la sala de emergencias. Otro corresponsal oyó lo mismo de boca de otro empleado. A los corresponsales no les permitieron entrar a la sala de emergencias.

Esas declaraciones se destinan al juez Yohn, quien fallará sobre la petición de habeas corpus de Mumia para anular la condena por los tribunales estatales de Pensilvania a causa de 29 violaciones de derechos constitucionales cometidas por Sabo y los tribunales de Pensilvania.

En marzo Yohn rechazó una petición de añadir otra violación a la petición de habeas corpus: que a Mumia no le permitieron tener el asesor que quería, John Africa, durante el juicio de 1982.

Simultáneamente se dio a conocer el nuevo equipo defensor de Mumia: Nicholas R.D. Brown (de Inglaterra), Marlene Kamish (de Chicago), Eliot Lee Grossman (de Los Ángeles) y J. Michael Farrell (de Filadelfia). Brown, Kamish y Grossman entablaron dos de los cuatro memoriales presentados ante el tribunal el año pasado (que Yohn rechazó).

Los cuatro abogados reemplazan a Leonard Weinglass, Dan Williams y Steve Hawkins, quienes representaron a Mumia por muchos años. En marzo Mumia pidió permiso a Yohn para despedirlos porque Williams estaba a punto de publicar un libro sobre el caso, que él nunca había visto. Pidió permiso para defenderse a sí mismo hasta encontrar otros abogados. El 6 de abril, Yohn aceptó la primera petición y le dio 30 días para encontrar otro abogado, pero rechazó la petición de representarse a sí mismo, o sea, le negó un derecho básico.

Tanto Weinglass como los partidarios de Mumia han condenado la publicación del libro de Williams sin consultar a Mumia ni a los demás miembros del equipo defensor. El Comité Ejecutivo de íRehusar & Resistir! escribió: "A nuestro juicio es un error grave de parte de Dan Williams publicar tal libro, incluso si lo escribió con buena voluntad, sin consultar a Mumia".

En una entrevista radial, Weinglass dijo que "lo importante es conseguir la libertad de Mumia. Yo sigo dispuesto a hacer todo lo que pueda".

Al acercarse una audiencia crucial en el tribunal federal, es esencial librar una batalla política para parar la ejecución, anular la condena y conseguir la libertad de Mumia. Como dijo C. Clark Kissinger en su declaración a las manifestaciones del 12 de mayo: "No importa qué vueltas y recodos dé esta lucha... lo que jamás debemos olvidar es lo que el caso de Mumia significa para el pueblo. Jamás debemos olvidar lo que Mumia significa, en comparación con lo que significan los gobernantes y los verdugos, ni tampoco lo que su resolución signifique para el porvenir de todos nosotros".


Este artículo se puede encontrar en español e inglés en La Neta del Obrero Revolucionario en:
rwor.org
Cartas: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Teléfono: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497
(Por ahora el OR/RW Online no se comunica por correo electrónico.)